Black Orchid

Originalmente publicado en Bullpen Girls, y re-publicado en Comiqueando Online.

Hoy les traigo un clásico de 1988 que lamentablemente no mucha gente parece haber leído, tal vez por haber caído bajo la sombra de otras obras de su época que terminaron resonando más en el inconsciente colectivo con el tiempo. Como sea, hablamos de una obra de arte, literalmente. Uno de esos comics hechos con precisión, en los que cada cuadro, cada viñeta y cada trazo se ven hermosos. Una historia sobre una mujer que es una planta, una superheroína; con la firma de Neil Gaiman.

Repasemos historia. Black Orchid es un personaje creado en los años ´70 por Sheldon Mayer y Tony DeZuñiga, que apareció por primera vez en Adventure Comics n°428. Ella es una mujer-planta nacida de la unión entre un accidente en un laboratorio y unos cultivos que tenía un tipo muy agradable, llamado Phil. Cuenta con muchos poderes, tales como vuelo, superfuerza, invulnerabilidad a las balas y es una maestra del disfraz. Tiende a investigar a alguien, infiltrándose como peón en su entorno (mucama, secretaria, etc.) y sólo es descubierta al final, cuando se revela quién es, y deja como carta de presentación una orquídea negra.

Black-Orchid-2A lo largo del desarrollo del comic, han habido varias Orquideas. La historia de Gaiman se centra puntualmente en dos: La primera, Susan Linden, quien en las primeras páginas… muere. Sí, muere. De manera violenta y horrible. Pero en el mismo instante en que ella muere, una nueva orquídea nace. Sin saber quién o qué es, Flora tiene que prepararse para enfrentarse a un mundo corrupto y terrible. Entra en escena nada menos que Lex Luthor (tomándose un descanso en su guerra contra el Hombre de Acero), quien presenta cierto interés en el personaje, ya que desde su única creación, ha generado modificaciones genéticas que podrían ser útiles a sus propósitos, hasta que Carl Thorne, marido de la Black Orchid original, se interpone.

Como es de esperarse, Gaiman nos lleva en un vals por un mundo oscuro y triste, del que poco a poco crecen nuevos brotes y la esperanza de algo mejor. En la pista de baile podemos encontrar a algunos personajes que quizás les resulten familiares si son asiduos lectores del Universo DC, como Alec Holland, Pamela Isley y el mismísimo Batman, que se suman al ya mencionado Luthor. Gaiman utiliza a estos personajes de manera orgánica para conectarlos en un punto de origen, del que te estaría tirando mil spoilers.

NGImage-2-660x932A cualquier fan de Gaiman: te guste Black Orchid o no, podrías complementar la lectura con un ensayo llamado “Notes Toward a Vegetable Theology”. Es un vistazo extraño a la construción de un mundo, y una hermosa y evocativa interpretación de los relegados del DCU. Podemos descubrir un montón de callejones ciegos y avenidas inexploradas que nos regala a jóvenes escritores para tomar como punto de partida, y a lectores, como un código para entender Black Orchid. Es muy meta, pero transforma la forma de leer comics a algo más global, como un videojuego. Es una experiencia completa; te ayuda a construir realidades imaginariamente, como si tuviéramos un cable directo a la mente de Neil.

Apartado especial para Dave McKean, que se hace cargo del arte con esa imaginación y sensibilidad que tanto lo caracterizan y tan bien encajan con el trabajo de Gaiman. Juntos, ya habían producido Violent Cases, y así habían conocido a un grupo de agentes de DC en el Reino Unido, con unas pocas páginas de una propuesta para Black Orchid, un par de pinturas, pero no una idea clara de si alguien en DC se iba a interesar en eso.

BlackOrchidTPB-096Afortunadamente así fue, y les dio el espacio para generar esa visión particular con el potencial del arte secuencial. Especialmente para McKean, quien creía que los comics podían expandirse artísticamente más allá de lo que se conocía hasta la época. Junto con su talento, y el uso de múltiples técnicas, creó un estilo único que cambió la forma de crear arte en comics.

Vale cada viñeta. El mundo de Black Orchid es complicado y vasto, algo raro en una serie tan corta. Combina un espectro de posibilidades dentro de su propio universo y sobre la percepción humana, más que de la naturaleza humana. Incluso en todas estas palabras que escribí hasta ahora, no puedo explicar en su totalidad la brillantez contenida en este comic, pero espero que haya bastado para que, al menos, les genere el interés de leerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s