Raw .

– Que loco cruzarte por acá.

– Pará, ¿no es tu cumpleaños hoy?

– Wow, increíble que te acuerdes. Sí.

– Te debo el regalo del año pasado todavía, pedime lo que quieras.

– No. No puedo pedirte cualquier cosa.

– Te digo que sí, Ranita. Lo que más quieras, dentro de los límites de lo posible…

– Sabés que es lo que más quiero? Que me mientas. Quiero que me mires a los ojos y me digas que me querés. Quiero que me sonrías y me abraces, y me pidas perdón. Quiero que me lleves a mi casa, y esperes para que yo me ponga linda, y me lleves a comer, y caminemos toda la noche, y duermas conmigo; y que mañana, no estés ahí, y te vayas de mi vida para siempre. Quiero que me mientas mientras dure mi cumpleaños, y que después, no vuelvas nunca más, a menos que estés dispuesto a sostenerme la mentira hasta que ya no me quede más amor para darte.

Pero ya sé que no me podés dar eso, y tampoco podés ser mi amigo, por que no sabés como ser amigo mío. Yo te obligo a que te abras, a que te arriesgues y confíes. A que me des la posibilidad de romperte, sabiendo que no lo voy a hacer. Y sos incapaz.

– Ranita, yo…

– No te quiero ver más. Por favor.

_____________________________________________________________________________

A veces, muchas veces, mientras estoy totalmente sola, me encuentro simulando situaciones que me gustaría que pasen. Soñando despierta, pero no, en la cabeza, sino que, las actúo, y las siento como propias, aunque yo sé que no está pasando. A veces son cosas como que gano premios Eisner, o doy charlas, o me hacen entrevistas… Y a veces, unas muchas veces, son situaciones más cotidianas. Estoy tomando mate y charlando con vos, contandote todas las cosas que no te puedo contar más, por que ya no hablamos. Te digo que pienso sobre cosas boludas, como que Harley va a hacer team-up con Power-Girl, y que Marvel Now me parece una gran caca. Hablamos de Madonna en Dick Tracy, hablamos de mi nuevo guión. Hablamos del tuyo, y de que bien que te va a ir cuando lo termines.

Y yo te hablo, y construyo ésta relación imaginaria con vos, que en realidad existís, pero no conmigo. Y ya no sé, si es más triste seguirte hablando así, o que de alguna forma, seguirte hablando así, imaginariamente, hace que yo siga desarrollando cosas con vos, un vínculo más y más cercano. De alguna forma loca, creo que te conozco lo suficiente como para hacer las conversaciones realistas, y que tengan tu tono y tus reacciones, y me generan la misma ternura que verte. El problema es cuando te quiero mirar, y me doy cuenta que le estoy hablando al ventilador; y todo el peso del universo se me cae sobre los hombros, por que no sólo estoy loca por vos, sino que además, me dejo estar loca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s