La chica de los cigarrillos

9788416529322Masahiko Matsumoto, para quién caiga de la palmera, fue uno de los pioneros del gekiga en los 70’s, si quieren saber un poco más sobre qué es o quienes formaron parte, les recomiendo leer la editorial que hice en la web de MalditosNerds.com. Dentro del movimiento, Matsumoto tenía una filosofía más enfocada a la creación artesanal y sin asistentes, lo que hizo que su producción quedara relegada a los titanes como Saito o Tatsumi. Pero no por eso es un autor de segunda, sino que antes que existiera el gekiga, él creo el término que definió el manga de adultos hasta años después, Komaga. Y más allá de ser miembro fundador de un movimiento, y acuñar un término definitorio, Matsumoto es un artista increíble. Incluso Tatsumi en ‘Una vida errante’ (su autobiografía que la recomiendo ampliamente) reconoce siempre ir un paso atrás suyo y muchos lo consideran el verdadero innovador de aquella corriente y de todo lo que hoy conocemos como manga para adultos. Sigue leyendo

Black Orchid

Originalmente publicado en Bullpen Girls, y re-publicado en Comiqueando Online.

Hoy les traigo un clásico de 1988 que lamentablemente no mucha gente parece haber leído, tal vez por haber caído bajo la sombra de otras obras de su época que terminaron resonando más en el inconsciente colectivo con el tiempo. Como sea, hablamos de una obra de arte, literalmente. Uno de esos comics hechos con precisión, en los que cada cuadro, cada viñeta y cada trazo se ven hermosos. Una historia sobre una mujer que es una planta, una superheroína; con la firma de Neil Gaiman.

Repasemos historia. Black Orchid es un personaje creado en los años ´70 por Sheldon Mayer y Tony DeZuñiga, que apareció por primera vez en Adventure Comics n°428. Ella es una mujer-planta nacida de la unión entre un accidente en un laboratorio y unos cultivos que tenía un tipo muy agradable, llamado Phil. Cuenta con muchos poderes, tales como vuelo, superfuerza, invulnerabilidad a las balas y es una maestra del disfraz. Tiende a investigar a alguien, infiltrándose como peón en su entorno (mucama, secretaria, etc.) y sólo es descubierta al final, cuando se revela quién es, y deja como carta de presentación una orquídea negra. Sigue leyendo