La chica de los cigarrillos

9788416529322Masahiko Matsumoto, para quién caiga de la palmera, fue uno de los pioneros del gekiga en los 70’s, si quieren saber un poco más sobre qué es o quienes formaron parte, les recomiendo leer la editorial que hice en la web de MalditosNerds.com. Dentro del movimiento, Matsumoto tenía una filosofía más enfocada a la creación artesanal y sin asistentes, lo que hizo que su producción quedara relegada a los titanes como Saito o Tatsumi. Pero no por eso es un autor de segunda, sino que antes que existiera el gekiga, él creo el término que definió el manga de adultos hasta años después, Komaga. Y más allá de ser miembro fundador de un movimiento, y acuñar un término definitorio, Matsumoto es un artista increíble. Incluso Tatsumi en ‘Una vida errante’ (su autobiografía que la recomiendo ampliamente) reconoce siempre ir un paso atrás suyo y muchos lo consideran el verdadero innovador de aquella corriente y de todo lo que hoy conocemos como manga para adultos. Sigue leyendo

Hablemos de Manga

Originalmente publicado en Comiqueando Online el 21/04/2015. De mi autoría

Antes que nada, aclaro que en este artículo voy a usar la palabra Comic, para hablar del comic occidental solamente. Es a modo práctico y no porque el manga no sea comic (que lo es).

Como la millennial que soy, en el 2000 estuve altamente expuesta al avance de Locomotion y Animax, el auge de las convenciones de animé, la revista LaZer y sus fiestas (que a veces me gustaría olvidar) y una persistente obsesión por Sailor Moon; y aún así nunca fui lectora de manga.
Siempre hubo algo en la narrativa del mismo que me rompía los esquemas de cómo eran los comics para mí: revistitas, 22 páginas, tipos que vuelan, demonios, minas en bolas, el sueño americano.
Tenía este concepto de que el manga eran un montón de tipos musculosos haciendo artes marciales con dragones, o nenas siendo violadas por pulpos. Y con el tiempo, me di cuenta que es el mismo pre-concepto pelotudo de la gente que piensa que el comic americano sólo es de superhéroes. Sí, eso es lo mainstream, ¿y?. Estaba siendo igual de tonta que la gente con la que me peleo todos los días, así que me senté a leer manga.

Sigue leyendo